Consejos para mantener una actividad física saludable

Esta hoja informativa tiene como objetivo brindar orientación y consejos para envejecer de manera saludable manteniéndose activo.

Actividad Física

La actividad física es esencial durante toda la vida para apoyar un envejecimiento saludable. Para los adultos, la actividad física puede reducir los riesgos de muchas afecciones relacionadas con la edad. También retarda el deterioro relacionado con la edad, lo que

Los ejercicios de fuerza son particular- mente importantes para que los adul- tos mayores mantengan la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad de los múscu- los; las actividades con soporte de peso ayudan a mantener la salud de los huesos. La participación en la actividad física también puede proporcionar beneficios para la salud social y mental.

Did you know?

there is a decline in physical capacity of approximately 1-2% per year once age-related decline has started.

Los efectos del envejecimiento difieren entre individuos; la mayoría comienza a notar efectos alrededor de los 50 años. Los efectos del envejecimiento se pueden detectar en todos los sistemas del cuer- po (esquelético, cardiovascular, neuromuscular). El deterioro funcional relacionado con la edad puede conducir a una movilidad, flexibilidad y estabilidad reducidas; esto puede afectar el potencial físico y la seguridad durante el ejercicio, dificulta la realización de actividades y puede contribuir a la reducción de los niveles de ac- tividad en los adultos mayores.

Debido al mayor riesgo de ejercicio asociado con el envejecimiento, los adultos mayores de 50 años con afecciones de salud cono- cidas y todos los adultos mayores de 65 años deben consultar a un médico de cabecera antes de comenzar cualquier programa de ejercicio. Si es posible, busque el apoyo de un entrenador personal calificado que pueda ayudarlo con un programa de actividades individualizado para optimizar los beneficios para la salud. Los mayores de 50 años deben seguir los siguientes consejos al hacer ejercicio para reducir el riesgo de lesiones / efectos adversos:

  • Realice un calentamiento prolongado y gradual (15 minuos).
  • Utilice más ejercicios de movilidad y desarrolle el rango de movimiento gradualmente.
  • Utilice movimientos más lentos, controlados y simples; Simplifique los ejercicios para evitar la pérdida de coordinación y equilibrio.
  • Aumente la intensidad cardiovascular en los ejercicios gradualmente y evite el ejercicio de muy alta intensidad o el uso de un ritmo demasiado alto.
  • Elija ejercicios de bajo impacto (para proteger las articulaciones).
  • Con los ejercicios de peso / fuerza, evite el uso de pesos
    altos y tenga períodos de descanso entre series de ejercicio
    (la duración del descanso depende de los pesos utilizados y las repeticiones realizadas, es decir, diferirá según el pro grama que se utilice).
  • Elija ejercicios que fortalezcan los músculos posturales, los músculos del suelo pélvico y los músculos alrededor de los posibles sitios de fractura, p. muñecas, caderas, columna vertebral.
  • Tómese el tiempo para concentrarse en la postura y use correctamente
  • Técnicas
  • Haga un enfriamiento prolongado y gradual después del ejercicio.
  • Estírese bien después del ejercicio y utilice posiciones estables al estirar.
  • Evite intentar utilizar un rango de movimiento demasiado amplio.

Consejos

  • ¿Más de 50? ¿Condición médica? – consulte a un médico de cabecera antes de iniciar un programa de de ejercicios
  • Contratar a un entrenador personal; Optimice SUS necesidades y SU salud.
  • Calentar antes del ejercicio y enfriar después.
  • Realice los ejercicios correctamente para reducir el ries- go de lesiones.

En general, el estado funcional de los adultos mayores puede verse afectado positivamente por el ejercicio y la dieta, lo que indica que el ejercicio es cada vez más importante para las personas mayores de 50 años